Europa Destacado News W&DW

W&DW urge a Ministros Europeos a establecer un derecho irrenunciable de remuneración a los Autores.

28 Ministros de Cultura del Parlamento Europeo fueron convocados para tomar la oportunidad de dar remuneración justa para cineastas y autores audiovisuales.

En representación de creadores de 78 países, Writers & Directors Worldwide ha llamado la atención sobre la urgencia de Europa para aprovechar la oportunidad de fortalecer los derechos de los autores. W&DW ha enviado una carta a 28 Ministros de Cultura del Parlamento Europeo, animando a los ministros a establecer un derecho irrenunciable a la remuneración proporcional de los autores de cine y audiovisuales cuando sus obras sean utilizadas por los servicios digitales y otros usuarios. Esto ayudaría a los guionistas y directores a garantizar que reciban un pago justo a medida que las plataformas en línea continúen desarrollándose.

Es hora de que la Unión Europea se unifique y lleve este éxito a sus mercados nacionales y de exportación. El modelo ya existe en algunos países europeos. Colombia y Chile han adoptado leyes que otorgan este derecho. China está considerando legislación similar.

El mundo busca liderazgo de Europa, especialmente en derechos de autor. En Argel, esto fue representado por la voz unánime en el congreso anual de W&DW solicitando que se envíe este necesario llamado a Ministros Europeos, alentando a los votantes pro creadores que apoyan la remuneración en las próximas decisiones:

  • Los autores europeos esperan que el Consejo de la Unión Europea adopte ese derecho en una propuesta formal de revisión. Ellos esperan que esto se materialice pronto.
  • Los autores de todo el mundo tienen sus ojos puestos en estas importantes fechas europeas. El mercado global necesita una ley universal para desarrollar y facilitar la circulación y diseminación de obras, en beneficio de todos los actores de la cadena creativa.

Hoy en Argel, los autores Africanos están enviando el mismo mensaje urgente a su continente, lo que muestra cómo es más necesario que nunca enviar una fuerte señal europea.