28 Ministros de Cultura del Parlamento Europeo fueron convocados para tomar la oportunidad de dar remuneración justa para cineastas y autores audiovisuales.